significadode efg

Conoce el significado de EFG y sus diferencias con EFP y OTC en medicamentos

Cuando se discute acerca de los medicamentos genéricos, hay algunos términos que los ciudadanos comunes desconocen. Uno de los conceptos clave en torno a los genéricos, que no es ampliamente conocido por muchas personas, son las siglas EFG.

El uso y ubicación de las siglas EFG en los medicamentos genéricos

En el etiquetado y cartonaje de los fármacos, es esencial seguir rigurosamente las normativas vigentes.

Por esta razón, los medicamentos genéricos deben incluir en su envase la Denominación Oficial Española (DOE) o, en su falta, la Denominación Común Internacional (DCI), acompañadas del nombre o marca del titular o fabricante, seguido de las siglas EFG en caso de tratarse de un medicamento genérico. Estas siglas fueron establecidas exclusivamente para los medicamentos genéricos a partir del 1 de enero de 2016, tras la entrada en vigor de las reformas al Texto Refundido de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos.

Por lo tanto, legalmente, si un medicamento contiene el nombre del principio activo y del fabricante, pero carece de las siglas EFG, no puede considerarse como un genérico.

Medicamentos EFP

Los medicamentos EFP como ayuda para dolencias menores

Los medicamentos denominados Especialidad Farmacéutica Publicitaria (EFP) no necesitan prescripción médica y se utilizan para tratar dolencias leves. Son conocidos como “medicamentos sin receta” y no están financiados por la Seguridad Social.

Los únicos medicamentos que se pueden vender online en farmacias

Las farmacias deben contar con autorización y el sello de Distafarma para vender medicamentos EFP en su tienda en línea. Además, es común encontrar anuncios en medios de comunicación de estos medicamentos en momentos específicos durante el año, como cambios de estación, épocas con mayor incidencia de gripe o verano.

Medicamentos aprobados para su utilización sin receta médica

Las especialidades farmacéuticas publicitarias han sido creadas para ser consumidas sin necesidad de prescripción médica, tanto en su composición como su función. Esto significa que no se requiere un diagnóstico previo, receta o seguimiento médico. Aunque es altamente recomendable solicitar la recomendación farmacéutica al momento de adquirirlos. Detrás del mostrador, el farmacéutico puede proporcionar valiosos consejos al paciente sobre cómo utilizar estos medicamentos, ya que generalmente se utilizan para tratar dolencias menores.

Una distinción Medicamentos EFP y OTC En qué se diferencian

La terminología OTC (Over-The-Counter), también conocida como "de venta libre", comprende todos los medicamentos que pueden ser adquiridos en una farmacia sin necesidad de prescripción médica. Este término es ampliamente utilizado en Europa y su uso se ha extendido en España.

Es común confundir los términos EFP (medicamentos objeto de publicidad al público) y OTC, y es comprensible que esto ocurra. Sin embargo, es importante destacar la gran diferencia entre ellos: mientras que los EFP son una subcategoría de los OTC, el grupo OTC incluye también otros productos que no están destinados a tratar enfermedades leves.

En la categoría de EFP se encuentran los medicamentos para tratar dolencias y enfermedades leves, mientras que en la categoría OTC se incluyen no solo los EFP, sino también productos de cuidado e higiene personal, como por ejemplo productos dermofarmacéuticos o para la higiene bucodental.

Cuál es el significado de las abreviaturas EFG en los remedios genéricos

¿Has oído hablar de las siglas EFG y te preguntas qué significan? Es posible que las hayas visto en los envases de medicamentos que tienes en tu hogar, pero ¿sabes qué representan? Las siglas EFG corresponden a "Equivalente Farmacéutico Genérico", un concepto clave para reconocer los medicamentos genéricos. Esto asegura que el medicamento ha sido autorizado por las entidades sanitarias al cumplir con los estándares de calidad, seguridad y efectividad requeridos. De este modo, se garantiza que el medicamento genérico es totalmente equivalente e intercambiable con el medicamento de marca. Es decir, el genérico ha pasado las pruebas de bioequivalencia exigidas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) o por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para obtener su aprobación.

Comprendiendo el concepto de medicamentos BIOEQUIVALENTES

Esta página web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre la navegación de sus visitantes. Si sigues navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Si quieres saber más al respecto, continúa leyendo.

Aceptar Cookies Continuar leyendo

Medicamentos EFG

Los medicamentos EFG: ¿en qué consisten?

Los medicamentos EFG, también conocidos como medicamentos genéricos, son aquellos que tienen la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica que el medicamento de referencia. Además, a nivel técnico, demuestran su bioequivalencia a través de estudios adecuados de biodisponibilidad.

Diferencias entre medicamentos genéricos y de referencia

Frecuentemente, los consumidores preguntan al farmacéutico si hay alguna diferencia entre los medicamentos genéricos y los de referencia. ¿Es lo mismo tomar Amoxicilina/clavulánico que Augmentine? ¿Es igual de efectivo Gelocatil que Paracetamol?

Hay que tener en cuenta que tanto los medicamentos genéricos como los de referencia son igualmente seguros y eficaces, siempre y cuando se tome la dosis correcta. Sin embargo, es importante mencionar que los medicamentos genéricos deben mantener su equivalencia intacta. Esto significa que solo se permite una diferencia del 20% en su biodisponibilidad y una variación de hasta un 20% en su absorción y concentración en sangre.

Comprendiendo los Medicamentos de Venta Libre OTC

El término OTC, que significa "over-the-counter", es ampliamente utilizado en toda Europa, y su popularidad también va en aumento en España. Aunque en otros países europeos pueden incluirse en esta categoría productos de parafarmacia, corners de supermercado y drugstores, en España suele referirse al canal de venta realizado directamente en la oficina de farmacia y parafarmacia.

Así como sucede con los EFG, los medicamentos sin receta OTC no requieren de una prescripción médica, lo que implica que no son financiados por el sistema público de salud.

Dentro de esta categoría se encuentran diversos productos como cremas faciales, cosméticos, infusiones, artículos sanitarios como tiritas y termómetros, productos de higiene, suplementos alimenticios e incluso productos para cuidar de la salud y el bienestar infantil y de la puericultura, como biberones. Todos ellos pueden ser adquiridos directamente en la oficina de farmacia y parafarmacia sin la necesidad de una prescripción médica.

Entendiendo los Medicamentos Promocionados por EFP Qué Son Realmente

Los medicamentos EFP, también conocidos como medicamentos publicitarios, son aquellos que pueden ser adquiridos en la farmacia sin necesidad de una receta médica. Como resultado, su acceso es más sencillo para los clientes. Dentro de esta categoría, los antigripales son especialmente populares en el mercado.

Según el informe del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Lugo, los medicamentos EFP suelen ser promocionados en campañas publicitarias dirigidas al público en general. Para ello, deben cumplir con determinados aspectos y requisitos, como por ejemplo:

Por otro lado, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) establece ciertos requisitos mínimos para el envase de los medicamentos publicitarios. Entre ellos, se incluye la obligación de que las indicaciones de uso estén presentes en el mismo. Además, dependiendo del medicamento en cuestión, también es necesario que se especifique sobre su conservación y modo de uso.

La capacidad de autoadministrar medicamentos EFP por parte del paciente Una posibilidad viable

Es común que cuando aparecen síntomas leves, las personas tomen medicamentos que tienen en su hogar. Sin embargo, esta práctica conlleva riesgos para la salud.

Por lo tanto, es necesario evitar la automedicación cuando se trata de medicamentos que requieren prescripción médica, ya que su uso inapropiado puede provocar problemas mayores.

Además, es importante destacar que los medicamentos publicitarios de venta libre, como se mencionó anteriormente, no necesitan receta médica para ser adquiridos. Esto significa que una persona puede comprarlos y tomarlos sin que un profesional médico haya evaluado su condición y le haya indicado un tratamiento adecuado.

Etiquetado y Prospecto

Información importante sobre el etiquetado de medicamentos

Conforme a las normativas vigentes, se deben incluir en el embalaje exterior (envase) una serie de símbolos, siglas y leyendas. Por lo tanto, es fundamental estar familiarizado con los mismos y conocer su significado para garantizar un uso correcto del medicamento y su correcta conservación. Esto contribuirá a prevenir posibles errores de medicación. En las tablas a continuación, encontrará información detallada sobre los símbolos, siglas y leyendas junto con su significado.

Comunicación de efectos adversos

El usuario o paciente tiene la responsabilidad de informar cualquier efecto adverso que sospeche pueda ser causado por el medicamento, sobre todo si este incluye el símbolo indicado. Esto puede hacerlo directamente con su médico o a través de la página web indicada en el prospecto: https://www.notificaram.es/

Etiquetado de medicamentos

El etiquetado incluye tanto el embalaje exterior del medicamento (envase) como su acondicionamiento primario (el material en contacto directo con el medicamento). Es importante leer detalladamente toda la información incluida en el etiquetado para garantizar un uso seguro y adecuado del medicamento. Recuerde siempre seguir las indicaciones y condiciones de conservación indicadas en el etiquetado.

Artículos relacionados