alternativas bio racionales para el cultivo de hortalizas de hoja

Técnicas de siembra y riego para cultivo de hortalizas de hoja con alternativas ecológicas

Las hortalizas, también conocidas como verduras, son producidas en huertas a través de la agricultura. Se aprecia su valor nutricional, ya que su consumo es fundamental en nuestra rutina diaria.

Programa IPM Certis

En la lucha contra los caracoles y babosas, se empleó el fitosanitario Iroxx® (fosfato férrico), el cual se aplicó de forma manual, esparciéndolo sobre el suelo durante el trasplante.

Por otra parte, para el control de lepidópteros se siguió el programa de Certis, el cual incluyó el uso de Mimic® y spinosad al principio del cultivo, seguido de una rotación de Turex® y Delfin® cada 7 ± 1 días en la fase temprana del cultivo hasta 39-DAT (39 días después del trasplante), y con un intervalo de 10 a 15 días en la fase final del cultivo hasta la última aplicación realizada a 74-DAT. La cosecha tuvo lugar a los 80-DAT (20 de Diciembre).

Se optó por el producto spinosad para el control de lepidópteros debido a su valor añadido en el control de trips, que formaban parte de las plagas objetivo de este estudio. También se llevó a cabo un programa específico para controlar los trips que consistió en la aplicación alternada de Breaker Max® y Botanigard®, ambos registrados para el control de pulgones y con un efecto secundario importante en el control de trips.

Cultivando vegetales de follaje

Para lograr una adecuada siembra de estos cultivos, es posible optar por diferentes métodos. Por un lado, podemos realizarla directamente en el terreno, cubriendo las semillas con una fina capa de tierra después de una lluvia indiscriminada. Por otro lado, también es común marcar surcos en los cuales colocar las semillas de manera ordenada y uniforme.

Sin embargo, para proteger el crecimiento de estas plantas de la radiación, es recomendable realizar el sembrado bajo un sistema de protección. Esta medida es especialmente necesaria en climas cálidos o zonas con alta exposición solar. De esta forma, evitaremos que las hojas se quemen y aseguraremos un crecimiento saludable.

Además de proteger las plantas, el cultivo bajo este sistema también ofrece otras ventajas. Entre ellas, destaca un aumento en la producción y calidad de las cosechas. Esto se traduce en una mayor rentabilidad del cultivo, lo que resulta especialmente beneficioso para los agricultores.

Examen de nutrientes a nivel macro y micro

Descubre los nutrientes esenciales para el crecimiento de las hortalizas de hoja y la importancia de su aporte en este enlace.

Conoce en detalle los macronutrientes y micronutrientes necesarios para el desarrollo óptimo de tus cultivos hortícolas de hoja. Además, descubre cómo los productos de Herogra Especiales pueden ayudarte en cada etapa del proceso de cultivo.

Para facilitar tu conocimiento sobre el abonado de hortalizas de hoja, también puedes descargar nuestra guía completa. Con esta información, podrás asegurar el éxito de tus cultivos y obtener cosechas de alta calidad.

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos sobre cualquier línea de negocio de Herogra Group! Sigue nuestras redes sociales - Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube - para estar al día de todas nuestras publicaciones.

Programa estándar del agricultor

El control de larvas de mariposa fue evaluado en conjunto en relación a los daños provocados por Spodoptera exigua, Helicoverpa armigera y Autographa gamma. Se han evidenciado notables variaciones entre las parcelas sometidas a tratamiento y aquellas no tratadas. En las parcelas sin tratar, el 60% de las plantas presentaba daños y el promedio del área afectada era de hasta un 12%. Ambos programas demostraron un buen control a lo largo de todo el ciclo de cultivo, con una eficacia comprendida entre el 90% y el 99%.

Aunque no se observaron diferencias significativas entre las parcelas tratadas, pudimos demostrar que el programa sostenible ofrecido por Certis logró un control altamente efectivo sobre todas las especies de larvas de mariposa presentes en el cultivo (Spodoptera, Heliotis y Plusia). La aparición de otras plagas, como trips, mosca blanca y pulgones, fue considerablemente menor en comparación, sin que se hayan registrado daños aparentes en ninguna de las parcelas.

.En lo referente al control de enfermedades, el porcentaje de plantas afectadas por Botrytis cinerea en la parcela estándar fue extremadamente elevado, alcanzando el 72%. En cambio, el porcentaje de plantas afectadas por Sclerotinia sclerotiorum fue mucho más reducido, llegando solo al 3,3% en las parcelas no tratadas.

Fusión de insumos tradicionales y Biocontrolados en cosechas hortalizas

Certis Belchim ha finalizado un proyecto enfocado en el uso de alternativas bio-racionales, como parte de un programa de producción integrada para lechugas y otras hortalizas de hoja. Este proyecto se basa en la combinación de especialidades convencionales y bio-racionales. Los resultados obtenidos tienen posibilidad de ser aplicados en otras hortalizas de hoja, consideradas como cultivos menores en España.

Entre estas hortalizas se encuentran la escarola, canónigos, mastuerzos, brotes, mostaza china, espinacas, acelgas, berros, endivias, hierbas aromáticas y flores comestibles. Los logros obtenidos en este proyecto pueden extrapolarse a estos alimentos, promoviendo un uso más sostenible y responsable de las técnicas de producción.

Este proyecto sobre hortalizas de hoja fue desarrollado en colaboración con PROEXPORT, una asociación que representa a más de 55 grandes empresas dedicadas a la producción y exportación de frutas y hortalizas. En un mercado cada vez más exigente, estas empresas deben cumplir con los requerimientos de las cadenas de supermercados en Europa, por lo que se hace necesario el uso de prácticas sostenibles en la producción de alimentos.

Colaboración entre plantas: qué sembrar junto a la lechuga

La lechuga es una hortaliza muy común en la huerta y, a menudo, se suele plantar de forma aislada. Sin embargo, para favorecer su crecimiento y evitar la presencia de plagas, es recomendable aprovechar la colaboración entre plantas y sembrarla junto a otras especies beneficiosas. A continuación, te contamos cuáles son las mejores compañeras para la lechuga y cómo puedes sacarle el máximo provecho a este tipo de asociaciones.

Beneficios de la colaboración entre plantas

La colaboración entre plantas consiste en plantar diferentes especies juntas, aprovechando sus distintos ciclos de crecimiento y sus propiedades para mejorar la salud y productividad de la huerta. Al hacerlo, creamos un ecosistema equilibrado donde cada planta aporta algo y se beneficia de las demás.

En el caso de la lechuga, sembrarla junto a otras plantas puede aportar numerosos beneficios:

  • Protección contra plagas: algunas plantas actúan como repelentes naturales para ciertas plagas, evitando que dañen la lechuga.
  • Mejora del suelo: ciertas especies fijan nutrientes en el suelo y lo enriquecen, lo que favorece el desarrollo de la lechuga.
  • Ahorro de espacio: al aprovechar el espacio entre las plantas, podemos diversificar nuestra huerta y cultivar una mayor variedad de alimentos en un mismo espacio.
  • Barrera contra malas hierbas: algunas plantas actúan como barrera física contra las malas hierbas, reduciendo su aparición y el trabajo de mantenimiento.
  • Las mejores compañeras para la lechuga

    Si quieres cosechar lechugas sanas y abundantes, te recomendamos sembrarlas junto a las siguientes plantas:

    • Rábano: su aroma repele insectos y su sistema radicular afloja el suelo, facilitando el crecimiento de la lechuga.
    • Zanahoria: su sistema radicular atrae a la lombriz de tierra, lo que mejora la estructura del suelo y la absorción de nutrientes.
    • Cebolla y ajo: actúan como repelentes naturales de insectos y hongos.
    • Espinaca: beneficia el crecimiento de las lechugas y, a su vez, se ve favorecida por la sombra que estas proporcionan.
    • Consejos para aprovechar al máximo la colaboración entre plantas

      • Debe haber un equilibrio entre las plantas compañeras: no es recomendable que una especie sea demasiado dominante sobre las demás.
      • Elige plantas con distintos hábitos de crecimiento, para aprovechar mejor el espacio y los recursos del suelo.
      • Asegúrate de sembrar las plantas en el momento adecuado, respetando sus ciclos de crecimiento y recolección.
      • No uses pesticidas ni productos químicos que puedan afectar a la salud de las plantas y el equilibrio del ecosistema.
      • Aprovecha al máximo el potencial de tus lechugas y descubre todas las ventajas de cultivarlas junto a otras especies beneficiosas. ¡Tu huerta te lo agradecerá!

        Compañeros de huerto: combinaciones ideales para la lechuga

        La lechuga es una verdura muy popular y versátil que se puede cultivar prácticamente en cualquier época del año. Sin embargo, al igual que otras plantas, la lechuga también tiene sus compañeros de huerto ideales que pueden mejorar su crecimiento y sabor.

        Es importante tener en cuenta estas combinaciones al planificar nuestro huerto, ya que ciertas plantas pueden ayudar a proteger a la lechuga de plagas o mejorar su sabor y producción.

        Combinaciones ideales:

        • Zanahoria: Esta raíz es una excelente compañera para la lechuga, ya que ayuda a mejorar su sabor y ahuyentar a los pulgones.
        • Cebolla: Además de ser un excelente repelente de plagas, la cebolla también mejora el sabor de la lechuga y ayuda a su crecimiento.
        • Remolacha: Esta raíz es compatible con la lechuga y ayuda a protegerla de insectos y enfermedades.
        • Caléndula: Esta planta atrae a insectos beneficiosos como las abejas y también ayuda a mantener alejados a los insectos dañinos.
        • Espinacas: Esta verdura es un buen compañero para la lechuga, ya que juntas compiten por nutrientes y evitan que crezcan malas hierbas.
        • Estas son solo algunas de las plantas que pueden acompañar perfectamente a la lechuga en nuestro huerto. Sin embargo, es importante recordar que cada huerto es diferente y es posible que algunas combinaciones funcionen mejor que otras en base a nuestro suelo, clima y otras condiciones.

          ¡No tengas miedo de experimentar y encontrar tus combinaciones ideales para disfrutar de una lechuga saludable y deliciosa en tu mesa!

          Lechuga y compañía: qué plantas se llevan bien en el huerto

          Las plantas no solo compiten por luz, agua y nutrientes, sino que también pueden ayudarse entre sí para crecer más fuertes y sanas. En el huerto, esto se conoce como la técnica de la asociación de cultivos.

          Uno de los ejemplos más conocidos es la lechuga y la zanahoria, que son perfectas compañeras ya que mientras la lechuga toma nutrientes de la superficie del suelo, la zanahoria los toma de más profundidad, por lo que no compiten entre sí.

          Otra buena combinación es la de tomate y albahaca, ya que la albahaca repele las plagas que suelen afectar al tomate.

          Las cebollas y los ajos son también excelentes compañeros de cultivo, ya que su fuerte aroma sirve para espantar a los insectos que atacan las fresas o los tomates.

          En cambio, hay plantas que no se llevan bien juntas, como por ejemplo el perejil y la albahaca, que compiten por nutrientes y pueden afectar el crecimiento de ambas.

          Es importante tener en cuenta la rotación de cultivos, es decir, no sembrar las mismas especies en el mismo lugar año tras año, para evitar el agotamiento del suelo y la acumulación de plagas.

          Con estas combinaciones de plantas, podrás tener un huerto más saludable y productivo, aprovechando el compañerismo natural entre las diferentes especies. ¡Pon en práctica estas asociaciones y disfruta de una cosecha variada y deliciosa!

          Mejores aliados para la lechuga: qué sembrar en su proximidad

          La lechuga es uno de los cultivos más populares en el huerto, debido a su fácil cultivo y a su versatilidad en la cocina. Pero, al igual que cualquier planta, la lechuga también tiene sus enemigos naturales. Sin embargo, existen algunas plantas que pueden ser sus aliados en el huerto, ayudándola a crecer más fuerte y sana. A continuación, te presentamos los mejores aliados para la lechuga y qué sembrar en su proximidad para tener una cosecha exitosa.

          Mejores aliados

          La menta es una de las mejores aliadas de la lechuga, ya que ayuda a repeler a los insectos que pueden dañarla, como los pulgones y las hormigas. Además, su aroma fresco atrae a las abejas, que son importantes para la polinización de la lechuga. Puedes plantar menta en macetas cerca de tus plantas de lechuga o en un pequeño rincón en tu huerto.

          Otro gran aliado para la lechuga es el clavel , ya que ayuda a repeler a los insectos y atrae a las mariquitas, que son depredadores naturales de las plagas de la lechuga. Además, los claves también tienen un aroma agradable que puede ayudar a enmascarar el aroma de las plantas de lechuga, disuadiendo a los insectos de acercarse a ellas.

          Qué sembrar en su proximidad

          Además de las plantas aliadas, también hay algunas plantas que puedes sembrar en la proximidad de la lechuga para mejorar su crecimiento y sabor. Una de ellas es la cebolla , que tiene propiedades insecticidas y ayuda a repeler plagas como el pulgón y la mosca blanca. También mejora el sabor de la lechuga, por lo que es una combinación perfecta en la cocina.

          Otra planta que puedes sembrar cerca de tus plantas de lechuga es el perejil , que también tiene propiedades insecticidas y ayuda a repeler plagas como el pulgón, la mosca blanca y la araña roja. Además, el perejil es rico en nutrientes y mejora el sabor de la lechuga.

          Teniendo en cuenta sus mejores aliados y qué sembrar en su proximidad, podrás disfrutar de una cosecha saludable y deliciosa de lechuga en tu huerto. ¡No dudes en implementar estas combinaciones en tu próximo cultivo de lechuga!

          Artículos relacionados