a que distancia se siembran los melones

Aprende a cultivar melones la distancia ideal para sembrarlos y asegurar una buena cosecha

¿Deseas cultivar tus propias sandías en tu hogar? ¡Sigue estas recomendaciones para sembrarlas en tu huerto! Aprende sobre el momento indicado para sembrar las semillas, cómo preparar los semilleros y la separación correcta para trasplantar las plántulas.

El momento y la técnica adecuada para sembrar semillas de melón

¡Garantiza el éxito de tus melones! Para asegurar un crecimiento óptimo de tu planta de melón, especialmente en climas más fríos, te recomendamos hacer uso de semilleros previos. De esta manera, no solo adelantas el cultivo, sino que también mejoras sus condiciones de desarrollo.

La clave: plantar en el momento adecuado. Aprovecha el fin del invierno y el inicio de la primavera, cuando las posibles heladas ya hayan pasado, para hacer tus semilleros. Este consejo también aplica para plantas de la familia Cucurbitáceas, como la sandía y la calabaza.

¿Quieres saber qué tipos de semillero puedes utilizar? Tienes varias opciones, desde comprar uno ya preparado hasta crear un semillero reciclado con productos simples de tu hogar. Por ejemplo, puedes utilizar recipientes de yogurt y hacerles un drenaje adecuado con un simple agujero.

¡Prepárate para una cosecha exitosa! Con estos consejos prácticos para hacer semilleros de melón, estarás garantizando el éxito de tus cultivos en cualquier clima, y fácilmente desde tu hogar. Así que, ¿por qué no hacerlo hoy mismo? ¡Tus melones te lo agradecerán!

Cómo plantar melones

Las sandías y melones son plantas con fruto que comparten el mismo método de siembra. Esto se debe a que ambas especies son enredaderas rastreras pertenecientes a la misma familia de las Cucurbitaceae, a la misma subfamilia de las Cucurbitoideae y a la tribu de las Benincaseae. De hecho, solo se diferencian por su género: el melón pertenece al género Cucumis y la sandía, al género Citrullus.

Esta es la razón por la que ambas especies necesitan los mismos n nutrientes, suelo, clima y cuidados para crecer. Aquí te explicamos cómo plantar melones y sandías paso a paso:

  • Elegir el sitio adecuado para plantar las semillas
  • Preparar el suelo adecuadamente
  • Sembrar las semillas con una distancia de aproximadamente 1 metro entre cada una
  • Regar regularmente para mantener el suelo húmedo
  • Añadir fertilizante orgánico cada 2-3 semanas
  • Cuidar de las plantas eliminando las malas hierbas y protegiéndolas de posibles plagas
  • Esperar a que las frutas alcancen su tamaño maduro
  • Recolectar y disfrutar de los deliciosos melones y sandías

Mejor época del año para plantar melón en Argentina

Siembra a principios de Octubre

En Octubre, se lleva a cabo la siembra en forma directa colocando las semillas a una distancia de un metro entre surcos. Se recomienda también dejar una distancia de 80 cm entre cada semilla.


Un paso importante:

Una vez que las semillas hayan emergido, se debe escoger la planta más fuerte y cortar las demás para permitir un sano crecimiento. Otra opción es sembrarlas previamente en recipientes individuales, lo cual ayuda a acelerar el proceso (los ideales son los recipientes de plástico de medio kilo).


Una alternativa eficiente:

En caso de bajas temperaturas, se pueden sembrar las semillas protegidas en recipientes para luego trasplantarlas directamente al lugar definitivo con pan de tierra. De esta manera, se asegura un adecuado desarrollo de las plantas.

Los pasos para cultivar melones en la huerta

Si ya ha pasado aproximadamente un mes desde la siembra y la planta de melón ha crecido lo suficiente, es hora de trasplantarla a su ubicación definitiva en tu huerta o maceta. Es importante elegir el lugar adecuado en función de dónde quieres cultivarla. Si tienes la opción, es mejor hacerlo en la huerta debido al tamaño que alcanza la planta. Sin embargo, si optas por un contenedor, asegúrate de que sea grande, de al menos 30 litros y 25 centímetros de profundidad.

Otra alternativa que puedes considerar es adquirir planteles de melón directamente en tiendas especializadas de jardinería. Sin embargo, es recomendable hacer los semilleros por cuenta propia ya que los planteles caseros suelen tener una mayor resistencia y adaptabilidad.

Al decidir plantar en la huerta, asegúrate de dejar una distancia de al menos un metro entre cada planta de melón y de un metro y medio entre las líneas de plantación. Esto permitirá un adecuado crecimiento y desarrollo de las plantas.

Cómo cultivar melones

El Proceso de Cultivo de Melones

Desde la germinación hasta la cosecha

Plantar y cultivar melones es un proceso sencillo y gratificante, siempre y cuando se sigan al pie de la letra cada uno de sus pasos. Por ser considerada una tarea fácil, a menudo se cometen errores que afectan la calidad y cantidad de los frutos. Por esta razón, es importante tener en cuenta las siguientes etapas y fechas para obtener una cosecha exitosa:



Germinación de la semilla

Se recomienda sembrar las semillas en primavera, ya que es la temporada de crecimiento más favorable para los melones. Se pueden sembrar directamente en el suelo o utilizar macetas para su cultivo.



Crecimiento de las plántulas

Las plántulas deben mantenerse en un lugar cálido y con suficiente luz solar. A medida que crecen, se debe asegurar que el suelo esté siempre húmedo y fertilizarlas una vez al mes para un buen desarrollo.



Plantación en el suelo

Cuando las plantas ya tengan de 3 a 4 hojas, es el momento de transplantarlas al suelo. El suelo debe estar bien drenado y enriquecido con abono orgánico. Se deben dejar aproximadamente 50 cm de distancia entre cada planta.



Cuidado y mantenimiento

Durante el crecimiento y desarrollo de los melones, es importante asegurar que las plantas reciban suficiente agua y luz solar, además de eliminar las malas hierbas y aplicar fertilizante una vez al mes.



Recolecta de la cosecha

El momento ideal para recolectar los melones es cuando su cáscara está completamente madura y su color es uniforme. Se pueden cortar del tallo con un cuchillo afilado y guardarlos en un lugar fresco y seco para su consumo.



Disfruta de una deliciosa receta con melón

Prepara un Batido de Melón con tu propia cosecha y sorprende a tus amigos y familiares con un sabor fresco y natural. Da click en este enlace para descubrir la receta completa.



Aprendamos más sobre el cultivo de melones

Si quieres seguir aprendiendo sobre cómo cultivar melones y otros temas relacionados con la jardinería y las plantas, te invitamos a explorar nuestra categoría Jardinería y Plantas para descubrir otros artículos interesantes y útiles. ¡Aprovecha los beneficios de cultivar tus propios alimentos y haz crecer tu jardín con éxito!

Clima y Suelo

Posibilidad de cultivar en nuestra zona a pesar de las condiciones climáticas

Aunque el clima seco y cálido es beneficioso para este cultivo, puede realizarse igualmente en nuestro territorio. Sin embargo, esto puede afectar su calidad.

Reacción frente a las bajas temperaturas

Por su parte, esta planta es sensible a las heladas. Su tolerancia mínima es de 15°C y no germina por debajo de los 10°C.

Adaptación a diferentes tipos de suelo

En lo que respecta a las necesidades del sustrato, se adapta satisfactoriamente a una amplia variedad de suelos. No obstante, muestra preferencia por los suelos sueltos y con buen drenaje.

Cosecha

Variedades de melón: existen distintas variedades de melón, entre las que se encuentran las conocidas como Inodorus (por ejemplo, el Honey Dew) y Charentais (como el Ogen). Cada una de ellas presenta características únicas y distintivas.

Cambio de color: una particularidad del melón Inodorus es que, al entrar en contacto con el suelo, su corteza cambia de blanco a amarillento. Además, al tocarla con la mano, se percibe una textura grasosa cuando está en su punto de madurez. Por otro lado, los Charentais, como el Ogen, se distinguen por su fuerte aroma, mientras que los melones del tipo Jumbo Hales Best tienen una corteza reticulada que va del verde oscuro al verde amarillento.

Facilidad de maduración: otra característica a tener en cuenta es la facilidad con la que los melones pueden desprenderse de su pedúnculo. Algunas variedades lo hacen con mayor facilidad que otras. Por otro lado, otros autores señalan que la maduración se refleja en la primera hoja que se encuentra después del fruto, la cual se marchita.

Artículos relacionados